top of page

Quiropraxia

¿Quién nunca se ha crujido un hueso a sí mismo? 

La Quiropráctica consiste en diagnosticar, tratar y prevenir alteraciones del sistema musculoesquelético, como por ejemplo corregir la postura, mejorar aquellas molestias causadas por hernias discales, en la ciática y una infinidad de patologías del esqueleto que puede comprometer el buen funcionamiento del sistema nervioso. 

Además, la salud de los huesos influye de una manera directa por medio de los tendones al sistema muscular. Al no estar bien, puede comprometer el equilibrio del cuerpo y hasta el funcionamiento de órganos deteriorando la salud. 

Por medio de liberar tensiones en el esqueleto es donde tratamos con la Quiropráctica ajustando y dando seguimiento a la columna, afectada por la subluxación vertebral manteniendo la normalidad y evitando que interfiera en el sistema nervioso.  

Consiste en ajustes manuales específicos, aplicando técnicas de respiración y movimientos con toques leves en puntos clave. Aplicando presión según la necesidad de cada paciente en articulaciones afectadas, bien sea en la columna u otra parte del esqueleto. 

BENEFICIOS 

  • Ayuda a mantener una postura correcta 

  • Aporta mayor flexibilidad. 

  • Contribuye a un buen funcionamiento de las articulaciones. 

  • Disminuye dolores. 

  • Libera el estrés y la ansiedad. 

  • Actúa como relajante muscular. 

bottom of page