top of page

Masaje Candles

El masaje con velas calientes es originario de la medicina ayurveda. Sin embargo, surgió como una técnica mejorada en los Estados Unidos y que muy pronto cayó en el favor de los amantes del spa, por ser un masaje sumamente relajante y reconfortante, dónde el cuerpo y la mente están íntimamente relacionados. 

El masaje con velas es una fantástica forma de disfrutar de una piel hidratada, con una parafina de la mejor calidad que se vuelve líquida al calentarla a 39º aproximadamente, además de desprender un aroma sumamente agradable gracias a los aceites esenciales de su composición. 

Aporta numerosos beneficios, gracias a las hierbas aromáticas extendidas con las manos en maniobras similares al masaje californiano relajante. Sumado al calor del producto, se obtiene un efecto que beneficia al organismo para entrar en un profundo estado de relajación. Provoca vasodilatación, facilitando así la circulación y aumento del aporte de oxígeno y nutrientes a las fibras musculares. 

 La sesión de relajación perfecta para regalarte a ti mismo o a la persona que deseas demostrar un gesto de cariño y cuidado. Es uno de los masajes occidentales más vendidos en Tailandia, llamado “Nuat thien hom” (Masaje con Velas Aromáticas). 

Con la llegada del frío en invierno, el calor de la vela líquida utilizada en la técnica se vuelve aún más apetecible. Si estas por Madrid aprovecha la oportunidad y reserva tu cita, con una duración de 60 u 90 minutos pinchando en el siguiente enlace: 


BENEFICIOS 


Hidratación de la piel: La cera de la vela contiene ingredientes nutritivos como aceites esenciales y mantecas naturales que ayudan a hidratar y nutrir la piel, dejándola suave y tersa.

Relajación muscular: Los movimientos suaves del masaje combinados con el calor de la cera caliente ayudan a relajar los músculos tensos y aliviar la rigidez y la tensión muscular.

Alivio del estrés y la ansiedad: El aroma relajante de los aceites esenciales utilizados en la vela puede ayudar a calmar la mente y reducir el estrés y la ansiedad, promoviendo una sensación de bienestar general.

Mejora de la circulación: El calor de la cera caliente dilata los vasos sanguíneos, lo que puede aumentar el flujo sanguíneo y promover una mayor oxigenación de los tejidos.

Aromaterapia: Los aceites esenciales utilizados en la vela pueden tener propiedades terapéuticas que ayudan a mejorar el estado de ánimo, aliviar dolores y molestias, y promover la relajación física y mental.

bottom of page